Las dietas no funcionan. Como lo oyes. Si has llegado hasta aquí buscando una guía milagrosa que te haga perder peso, estás en el lugar equivocado. Yo me di cuenta hace tiempo de que las restricciones no servían, de que los extremismos no son buenos y de que necesitamos una mirada mucho más amplia para trabajar la salud de manera integral, no podemos limitarnos a seguir una dieta pautada y hacer algo de ejercicio. Mi visión personal va más allá: por eso te enseño cómo adaptar esta dieta que restringe algunos alimentos (los más ricos en carbohidratos) para hacer tuyo este estilo de alimentación y de manera flexible. 

Cómo podemos practicar una dieta low carb flexible 

A la hora de hacer cambios en la forma en la que comemos, no se puede ir del blanco al negro. Lo que le funciona a mi amiga, puede que no me funcione a mi: por eso es importante tomar las pautas como una guía, aprender lo que te hace bien y adaptarlo a ti. Yo me he dado cuenta de que una restricción muy mantenida en el tiempo puede desencadenar demasiadas ansias de comer esos alimentos «prohibidos» en cuanto tienes la oportunidad, y eso acaba desequilibrando en exceso la dieta. Por eso ahora me permito de vez en cuando algunos días más altos en hidratos y sé elegir con qué alimentos hacerlo para seguir sintiéndome bien. Flexibilizar, hacerlo tuyo y llevarlo al día a día. Y esto es lo que te propongo en el Grupo de Acompañamiento Low Carb.

“He ganado mucha energía y entendido cómo completar mi alimentación para que esté más compensada y que no afecte a mi rendimiento y salud. He perdido peso y he tenido días en los que me he sentido con más vitalidad que nunca. Por otro lado he aprendido a disfrutar de la comida y escuchar más a mi cuerpo”

Irene

Lo que te propongo en el Grupo Low Carb es un cambio de hábitos, con un sistema de alimentación flexible que te asegurará todos los nutrientes que tu organismo necesita, y con el que disfrutarás cuidándote. Te enseñaré platos y recetas saludables y deliciosas, nuevas maneras de cocinar y aderezar y las bases del sistema de alimentación bajo en carbohidratos con la que te sentirás más ligera, con menos ansiedad por la comida y más energía. Una dieta low carb flexible que, más que perfecta, será tuya.

“He aprendido a escucharme más a la hora de relacionarme con la comida, a ser más consciente, me he sentido bien comiendo de todo y he ganado en energía” 

Adriana 

Arrancamos un estos días y, en cuatro semanas, descubrirás por ti misma por qué todo lo que habías hecho hasta ahora no funciona. Quedan 6 plazas disponibles antes de cerrar el grupo, y una puede ser para ti. ¡Escríbeme un Whatsapp al 623 106 545 y hablamos!.