Llevo unas semanas escuchando (en las sesiones, a las personas con las que trabajo, a mis amigas…) que vamos con la lengua fuera, tratando de llegar a todo como antes, en una situación bastante especial. Yo misma lo he notado: octubre ha sido un mes de cambio y adaptación, y parece que toda la energía que se había estancado estos meses se ha desbocado en noviembre. Quizá el último trimestre del año siempre sea así, y este año nos cuesta un poco más esa búsqueda del equilibrio vital, como la homeostasis. 

¿Qué es la homeostasis?

La homeostasis es la propiedad de la que depende nuestra vida, no hay nada más importante. Es el equilibrio vital de nuestro cuerpo, las condiciones precisas de cada una de nuestras células. Y nuestro cuerpo está en constante proceso de homeostasis, buscando el equilibrio, el balance. Cuando nos excedemos, en muchos sentidos, nuestro estilo de vida se convierte en acidificante.

En épocas de mucho estrés, cuando llevamos una dieta rica en carne o en alimentos procesados, si abusamos del alcohol, del tabaco o incluso del ejercicio físico, el PH de nuestra sangre tiende a hacerse ácido. Y como nuestro cuerpo no lo permitiría, porque nos moriríamos, trata de buscar sustancias alcalinas que compensen ese exceso de acidificación. Nuestro organismo es tremendamente inteligente…

El cuerpo está constantemente compensando, si no lo hacemos nosotros desde fuera (bajando el ritmo, cuidando la alimentación y aportándole los minerales que necesita para alcalinizarse), lo hace él desde dentro. ¿Cómo? Fundamentalmente, buscando en nuestro organismo esos minerales, que encuentran en los huesos: el calcio y el magnesio. Y poniéndonos en riesgo de osteoporosis…

 «Yo me he dado cuenta de que, en el momento en el que llevas una vida más consciente, tú también vas haciendo ese proceso de homeostasis, vas buscando más conscientemente el equilibrio vital.”

Por ejemplo, si el trabajo te supone una carga muy excesiva, descuidas otros aspectos vitales. La vida es un conjunto de muchos aspectos, y el ideal es buscar el balance entre todos ellos. Si te  permites el silencio mental (mediante el yoga, la meditación o dando un paseo consciente por la naturaleza), estoy segura de que te vas a dar cuenta de qué aspecto está más desbalanceado en tu vida.

La rueda de la vida, una herramienta que nos ayuda en la búsqueda del equilibrio

Hoy me gustaría que te dedicaras unos minutos en silencio e hicieras un ejercicio que me encanta y siempre propongo en mis sesiones de coaching. Se trata de la rueda de la vida, una representación gráfica de tu grado de satisfacción con cada uno de los aspectos vitales (salud, relaciones personales, deporte, vida de pareja)… Con la rueda de la vida delante, se trata de puntuar cada área, del 1 al 10, siendo el cero el centro de la circunferencia y el 10 el extremo. Ve puntuando cada uno de estos aspectos según sientes que están satisfechos en tu vida, marcando la puntuación en la línea inferior de cada quesito.

El resultado es revelador y estoy segura de que tú mismo vas a ver si estás desbalanceado, en qué aspectos necesitas poner foco y dónde necesitas quitar, en busca de ese equilibrio vital. Puedes encontrar una rueda de la vida interactiva en la página del Instituto de Nutrición Integrativa de Nueva York, donde yo me formé, o simplemente busca “rueda de la vida” en Google. Estoy segura de que te sorprenderá el resultado.

Mi trabajo como holistic health coach

Desde ese lugar de balance es desde donde yo entiendo la salud. Desde un punto de vista holístico, integral. Porque encontrar el balance no es cuestión de seguir una dieta, no solo la comida nos nutre, también lo hace un paseo, dedicar tiempo a tus hijos, una cerveza con las amigas…Y si necesitas ayuda para trabajar ese balance en búsqueda de una mejor salud, puedo ayudarte.

«Un tip: En épocas de mucho estrés o en las que no estés comiendo de manera equilibrada, Balacing de Ringana puede ayudarte a compensar la acidificación, aportando sustancias alcalinas. Un suplemento nutricional cargado de aminoácidos, vitaminas y minerales para ayudar a tu metabolismo energético. El otoño es uno de los mejores momentos para este reset y toma de conciencia tan necesaria…»

 Un abrazo,

Verónica Mas

Te regalo mi e-book "Replantea tu cocina"

Quiero animarte a que empieces a cuidar de ti y a llevar una vida más saludable; por eso te regalo este e-book de recetas plant-based con la que conseguirás llevar una alimentación más verde!

Gracias! ya estás más cerca de conseguir el libro. Permanece atent@ a tu correo para confirmar tu suscripción y recibirás tu enlace.