Crema fría de remolacha y
frambuesa (Salmorejo)

 

¿Desayuno o comida? ¿Dulce o salado? Hoy te traigo una receta de esas que engañan por su apariencia. ¿A que lo primero que has pensado al ver la foto es en un smoothie bowl? Aunque despista un poco por los brotes, quizá, ¿no? El caso es que mi intención es que te animes a probar esta crema fría o salmorejo sin gluten super diferente, que estoy segura de que te va a FLIPAR!

Con esta receta tenemos todos los beneficios de las cremas frías, que tanto apetecen en verano, y que aportan un montón de nutrientes de las verduras crudas y con muy poco tomate (ideal para los que lleváis un tipo de alimentación sin solanáceas). Y además, al llevar quinoa, constituye una comida o cena muy completa

Ingredientes

– 300 gr. remolacha cocida
– 100 gr. tomate (aunque podéis prescindir de él)
– 60 gr. frambuesas frescas
– 60 gr. aceite de oliva virgen extra
– 100 gr. quinoa cocida
– 25 gr. cáñamo o almendras
– 150 ml de caldo de verduras
– 1 diente de ajo
– 1 cucharada de alcarabea o anís

– sal y pimienta al gusto

Paso a paso

N
Paso 1
Procesar todos los ingredientes y reservar en la nevera para tomar fresquito. Servir con rodajas de aguacate, brotes de kale, más cañamo y más frambuesas.

La remolacha es una excelente fuente de hierro no hemo (de procedencia vegetal), que se asimila mucho mejor en combinación con la vitamina C de las frambuesas y el pimiento.

Te regalo mi e-book "Replantea tu cocina"

Quiero animarte a que empieces a cuidar de ti y a llevar una vida más saludable; por eso te regalo este e-book de recetas plant-based con la que conseguirás llevar una alimentación más verde!

Gracias! ya estás más cerca de conseguir el libro. Permanece atent@ a tu correo para confirmar tu suscripción y recibirás tu enlace.