Bombones caseros

¿Eres, como yo, de los que no sabe vivir sin chocolate? Es normal: el cacao contiene una sustancia, la feniletilamina, que desencadena en nuestro cuerpo la liberación de endorfinas, las hormonas de la felicidad. Además el cacao, siempre que sea puro o no sometido a tratamientos químicos,  es un gran nutriente rico en fibra, vitaminas del grupo B, y fuente de antioxidantes y minerales como el cobre, el magnesio y el manganeso.

El “problema” viene cuando el tipo de chocolate que comemos es muy alto en azúcar y muy bajo en cacao. Por eso siempre os recomiendo que cuanto más alto el numerito, mejor (siempre a partir del 70% e idealmente del 85% para aprovechar todos sus beneficios).

Una buena forma de asegurarte dar con un buen chocolate es prepararlo en casa así decides la proporción y fuente de endulzante y los aromatizas a tu gusto.

Si además quieres hacer estos deliciosos bombones en versión keto, solo tienes que sustituir el sirope de arce por eritritol, moliéndolo antes en el molinillo para que quede como si fuera azucar glass. ¡Disfrútalos!

Ingredientes
  • 40 g de manteca de cacao
  • 20 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 15 g de sirope de arce
  • Toque de especias: un pizca de canela, jengibre, pimienta de jamaica y nuez moscada
  • 1 cucharadita de lúcuma en polvo

Paso a paso

N

Paso 1: Funde al baño maría la manteca de cacao.

N

Paso 2: Añade el cacao, el sirope, las especias y la lúcuma y mezcla enérgicamente.

N

Paso 3: Vierte en los moldes. Deja reposar 5 o 10 minutos.

N

Paso 4: Vierte ahora por encima unos nibs de cacao y unos pétalos de rosa (o cualquier otro topping que te apetezca) y mete en la nevera para que solidifique.